miércoles, 22 de enero de 2014

CUERPO PRESENTE



LA orilla del río donde te refugias
está llena de brazos y de pliegues.

Es una orilla sin retorno
vestigial y miserable.
donde el agua transita 
su senda de chasquidos
deslizando azul sobre las piedras.

A veces tu cuerpo es sólo un brazo
una estación o una plegaría
donde me arrodillo
llorado por entero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario