lunes, 17 de junio de 2013

HE VENIDO A BUSCARTE

En medio de su boca
la tarde es gris sin estrellas
y afuera
en el sendero del sueño
acierto a sembrar destellos
que son pequeñas señales.
 
A lo lejos
la noche azul se aproxima
a ver mis párpados prietos
callados desde el instantes
en que te fuiste sin vuelta.
Me detengo:
He de asir mis nostalgias
una a una sin pausa
para guardarlas ocultas
en esa esquina añorante
en la que el cuerpo se tuerce
comprime espaladas que gimen
temblores
en los que veo tu tardanza.
 
Y pienso ahora
quién me dará las respuestas
ese calor venidero
la caricia del alba
roja sobre los pinos
que se internan
con voz de río convulso
en esa luz
que amanece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario