jueves, 9 de abril de 2015

VOS, TERCIOPELO

EN un instante cerraré mis párpados, dejaré mi dermis a un lado. Mi rostro plegado en una silla, y mis manos sobre un lienzo.

En un momento reduciré el todo a silencio. Silencio embrionario desde el que emerge el sonido terciopelo de tu voz.
Todo se ausenta ahora mismo: la estancia, los muebles raídos, los espejos que fluyen, en la bruma de los años y el silencio.

Escucho latente, el hilo firme de tus claves, la levedad de un discurso sin retorno, que se incrusta en mis sentidos, en el mismo centro de mi ser-corazón, aluvión de sensaciones cuyos nombre desconozco.
Ahora mismo, tu voz es el tiempo indefinido, que cruje y se retuerce, como un pez fuera del agua.

Ahora acuden animales, que con suavidad desbrozan, la bruma de tus letras. Cada palmo de palabra retumba en mi ser, en el liquen del alba, en el sol que asciende con premura, para descubrir tu brevedad, la sola realidad de tu pigmento, terciopelo-voz, vos-terciopelo, desde lejos, en mi centro.


A mi amiga y escritora, J.N.M

No hay comentarios:

Publicar un comentario