jueves, 9 de abril de 2015

GUITARRA Y SILENCIO




HOY LLUEVE

Llueve silencio sobre el ABETO,

sobre los bordones que no vibran.

Sólo gimen en mi tórax, 

en mis hombros que tiemblan, 

prisioneros de la nada, sin aliento.



HAY QUE RESISTIR. 

Resistir al rostro de la soledad,

al polvo estelar de los inviernos,

a la desesperanza 

que llora en nuestros cuerpos.

Diminutos cuerpos, de arcilla y esparto.


Y sigue el silencio impasible,

lloviendo sobre el ABETO,

Sobre el PALO DE ROSA y el ÉBANO.


Y yo, también lluevo entre mis dedos,

En mis párpados ungidos de dolor,

lluevo de espaldas al destino,

y ya no pienso nada, porque mi sentir

se fue por el aire, siguiendo un acorde,

una escala natural, y mi memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario