jueves, 16 de octubre de 2014

LOS AMANTES



Ha llegado de la calle donde ahora llueve.

Mientras se quita la camisa,

miles de palabras diluvian por sus hombros.



Estas frases aún cuelgan de su fémur,

que anida la música noble de esa voz,

la de ella, su él-otra.



No desea dormir,

no quiere saberse de memoria los gestos,

porque de un vagón a este lado,

todas las puertas lo llevan a un mismo lugar

inmaterial, en el que se vuelve,

se desnuda, para llegar hasta allí,

donde ELLA lo espera desde siempre.





No hay comentarios:

Publicar un comentario