domingo, 25 de mayo de 2014

UN MAÑANA

Yo me pierdo
en el corazón de tu abrazo
y renazco de todas las dudas
a un espacio compartido.

Soy el de ayer
y sin embargo ya no tiemblo.
Soy el de ahora
con señales compartidas,
con certezas y añoranza.

Hoy, el sueño trepa
por el cuerpo de los sauces,
enmudece en sus bengalas
y se pierde 
entre los templos del mañana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario