viernes, 21 de febrero de 2014

MÚSICA

 

BAJO despacio al margen del río. 
Me detengo y observo el viento 
entre los árboles enormes. 
Cierro los ojos, abro mi pecho
para que ninguna nota quede fuera. 

Ahora mismo soy la música, 
el viento y el canto eterno de los pájaros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario