jueves, 9 de enero de 2014

NO MÁS TE QUIERO

LA mirada en el cielo 
se pierde
tras la espuma gris
que dejan los viajes.

Ayer miraba el cielo,
tenía en el bolsillo 
un billete.
Ayer miraba el cielo
y era de otra forma, 
distinta:

Planeaba horizontes, 
vestía vanidades.
Era, a todas horas, 
diferente:

Bebía café puntualmente,
nacía de las flores
y amaba tus ojos.

Ayer, por la tarde
vi la última estela
y no hubo más viajes,
ni más te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario