miércoles, 29 de enero de 2014

NACAR

HE llegado a tu lado
y juntos de pie miramos
el movimiento embriagado,
la transición verdadera.

Más allá se escuchan voces,
ladridos y alguien que silba 
una oración que se pierde
en el pubis de la noche.
Más allá está el mar,
hambrienta esfera de tumbas
con su canción de tizones
y sus halagos que sobran.

Yo me recuesto a tu lado
para mirarte los labios
que se resecan de tiempo
y se desgranan en olas:
La endurecida espuma
me abarca por dentro.
La fría acción de los vientos
me fracciona en guijarros.

Yo me recuesto a tu lado
para mirarte las sienes
que se me antojan agrestes
y me lastiman las manos:
La endurecida espuma
me abarca por dentro.
La fría acción de los vientos
me fracciona en guijarros.
Y sin manos voy al horizonte
repitiendo tu nombre. 

A R.A.D.G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario