viernes, 29 de noviembre de 2013

BUEN PUERTO

Desde los confines del anhelo, arriba el amor  sin permiso y se viste de arcilla, de tesón y de hojarasca, con el fin de perpetuarse. 
El amor se mece y dispersa, se disfraza de templo, morada de caricias y de barcos.
El amor es tu rostro, tu espalda o tu ausencia; la falta de sueño, el verbo presente. 
El amor son tus ojos, los besos futuros. En resumen, el amor sos vos, de noche y de día.
A L.F.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario