domingo, 7 de julio de 2013

CUERPO VOLANTE


Vuela sobre el mar, un cuerpo que amanece
y brotan de sus brazos,
racimos de hojarascas.

Vuela sobre el mar, un cuerpo adormecido
y nacen de su cuello
preguntas que atormentan.

El cuerpo que navega
sobre un mantel de flores
prescinde de adjetivos y viaja por el cosmos,
sintiéndose dichoso
de estar entre los vivos.

El cuerpo es como un barco
plagado de señales,
que cuentan sus heridas
y sellan su destino.
El cuerpo es templo cierto,
el hábitat de un lienzo
donde los mares lloran
y tardan en calmarse.

Cuerpo bendito, maltratado
te quejas de falencias y ausencia de caricias.
No decaigas ante el lodo, ni anides en umbrales.
Revélate de sombras,
desnúdate, amárrate a las proas
y surca el universo, que a esta hora
te espera en la otra esquina.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario