domingo, 12 de mayo de 2013

PLEGARIA DEL ALBA

Si el alba se ríe, preñada de luces,
la beso en la frente, anido en sus manos.
La inundo de abrazos,
me quedo a su lado.

Pero, si acaso lobrese
y se posa en la espera,
la empujo despacio, la observo con celo.
Me siento a su vera
y visto a mis dientes
de buenos colores, 
a ver si sonríe.

Y si a pesar de todo
sus párpados lluvian,
soy yo el mensajero:
la furia convexa,
los días sin señales,
los rostros que alivian,
las sombras que escapan,
el pan sin manteles;
un brazo sin templo,
la tarde sin lirios,
la voz que te implora:

- Asíste mi llanura vulgar, llena de sombras-
- Libérame, asómbrame, zambúlleme en tu seno
  y líbrame de tórculos -
- Caréceme de aristas, despliégame,
  retuercema y empózame de besos,
  de todas las palabras
  que faltan en mis hojas.
 
   
  
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario