miércoles, 15 de mayo de 2013

PALABRAS

TRÉMULAS de amor,
las letras salen por los dedos,
vertiendo su planicie
contra el cielo de las hojas.

Candentes, presas de las horas,
las frases cruzan las edades

y atraviesan de puntualmente
su presencia en los altares.

Desde las extremidades del hombre,
que con paciencia las cuida,
ellas libran su batalla
de guirnaldas fulgurantes.

Acaso, en el el cuerpo del silencio,
la voz del sabio sea el espanto,
cuerpo hueco, desprovisto de su esencia,
de su luz y de sus credos.
 


1 comentario:

  1. Vuelve el árbol, esta vez para regalarnos sus hojas. Macerado por el tiempo, sabio en su vejez como el poeta.

    ResponderEliminar