sábado, 23 de marzo de 2013

El desafío

Si abres esa puerta debes estar segura de querer afrontar las tempestades, los aromas del monte, el sabor del miedo, el placer que da miedo y el amor, todo el amor, que sin dudas, arrasará tu mundo tal y como lo conoces. Entonces, amada, no hay retroceso posible, ni senda de regreso al estado anterior. Porque todo, todo es anterior a la pasión cuando florece, húmeda, certera, entre tus brazos y mi espalda.

4 comentarios:

  1. No te alejes jamás:
    Los hondos movimientos
    de tu naturaleza son
    mi sola ley.
    Retenme.
    Sé tú mi límite.
    Y yo la imagen
    de mí feliz, que tú me has dado.

    ResponderEliminar
  2. http://youtu.be/bfZMmgIvc8g

    ResponderEliminar
  3. Tal vez mi concierto para violín preferido.
    Gracias.

    ResponderEliminar