jueves, 7 de febrero de 2013

Dulce abismo

Cuando estés en caída libre, aprovecha y deja que tu alma, ante el vértigo, desvele sus formas. Las más bellas o las más oscuras. No es, en pura evidencia, instante de razón o miedo. Es, en esencia, el susurro que dice: otra vez estás vivo.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario