sábado, 13 de octubre de 2012

El mar.

Siempre revolucionas mi ser,me enriqueces y me devuelves al mundo. Pero yo necesito quedarme
para oír el mar...

Atravieso el umbral
y encuentro tu mirada salvaje
que me observa
como a un desconocido
Más allá esta el abrazo largo
certero
después del cual
todo es inabarcable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario