sábado, 22 de agosto de 2015

EL ADIÓS Y EL REENCUENTRO

Madre MÍA, perdona mis silencios.
No intentes retener
esta gota que se agita.
Hoy me voy
y de verdad espero
oler tu pan, tu abrazo
que cobija
MADRE MÍA
me escuchas ya?

No hay comentarios:

Publicar un comentario