sábado, 30 de mayo de 2015

LA PAZ EN LA PIEDRA

EL centro de la piedra llora con manantiales dispersos.

El centro de la piedra, regresa del río hecha trizas,

retazos vestigiales del un tiempo que fue.


Mientras, la gota se abisma desde un hoja proada,

hasta alcanzar la turbia tersura del agua inminente.


¡He muerto tantas veces mientras la gota caía a su destino!

He sido piedra, lirón de madera, gorrión que no vuela 

por falta de paz y cuerda tranquila-

¡He muerto ya, tantas veces, Dios mío! ¡Calla!

¡Déjame dormir, y soñar en paz el futuro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario