domingo, 10 de mayo de 2015

LA CUERDA ROTA

RUEDA el viento tus valles
sin importar
si es de espaldas u ombligo.
Rueda entre los cardos
sobre las plumas de las águilas.
Una y otra vez
preciso
se descuelga de las piedras
que habitan en la altura
sembradas por las nubes
y el hielo de tus brazos
que agachados entran
en mi hogar hecho de barro
fragmentándose en el suelo
el los cuadros elocuentes.

ESTOY fragmentadamente solo
de los pies a la cabeza.
Estoy hecho río y maleza
atado el tronco a una cuerda
que cortaste hace ya tiempo.

¿Cómo se olvida el amor despellejado?
¿Cómo se cura una herida hecha de rayo y centella?

A VECES
con la locura y su aliento
detengo a la noche y su cuenco.
Y voy
lentamente soltando tu cuerda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario