lunes, 9 de marzo de 2015

SE FUE POR EL AIRE

LAS perdidas islas
navegan por tu espalda,
dibujando el laberinto
de tus eternidades,
la linea inversa de tus labios
y la razón de tu piel blanca.
Ando, sueño, sufro de dolor
en la gruta profunda
de mi amor deshabitado.
Ando, sueño, pervivo
la mirada agreste de
los acantilados,
el devenir temprano de la olas
y tu razón, corazón,
que se fue por el aire,
dejándome a solas
en esta habitación oscura,
donde pienso. Pienso
en la razón altiva de mis actos,
en el motivo de mis hechos
inauditos, imborrables y
malditos.
Y me pregunto, al mirar
las partículas del aire,
¿quién soy yo, de todos los que amaste?
¿Soy el que te amaba con desesperación a la llegada de un viaje?
¿Soy quien traicionaba los dones de la tranquilidad posible?
¿Soy quien dejó sin pan al mendigo paraíso que soñábamos posible?
¿O soy quien se consume en el ácido
vertido de tu ya no estar, ni ser en mi?

No hay comentarios:

Publicar un comentario