viernes, 6 de febrero de 2015

PÁJAROS NEGROS



POR la tarde llegaron los pájaros negros,
con alas que olían, a especias o a nieve

Por la tarde turgente llegaron los yelmos, 
la espada pulida escoltada por huesos.
Era la tarde sedienta, atroz, vertida sin más sobre el sur transigente]
Ya nadie más respiraba, ni dilataba los verbos,
ni pisaba tu piedra, nacida del árbol, donde por fin con alivio, brotaba tu nombre]
La paz, como los pájaros negros, llegaba a destiempo]
perdida en su sombra, vencida en la sangre, que cubre las nubes]

Y no habrá más días tristes, ni nostalgias, ni adiós.
No habrá más tehasido, ni ausencia, ni amor, pues, hasta los pájaros negros, se cansan de huir]
Entonces, agitan sus alas y vuelan. 

Sólo se despiden y agitan sus alas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario