viernes, 26 de diciembre de 2014

ESTRELLA PERDIDA

EN la corrección eterna de los soles,
anda el hilo de la luz, perdido.
No existe lengua que pueda
describir estos temblores,
estas hazañas del tiempo cardinal.
No existe, tampoco, una palabra
para nombrar el eco de los pasos,
al estrellarse contra el cielo.
Un hombre habla, cierra los párpados
sembrados de dolor, de acentos
que quieren salir de su armario reseco.
Pero pervive en él una risa lejana,
postrada en los folios de la infamia.
La soledad, en este caso, asume el mando,
el timón de sus rincones amarillos,
la vela desguazada de su temple.
Y piensa, quiere pensar que todos,
alguna vez estamos solos, al llegar,
o al irnos.

2 comentarios:

  1. De tus adentros sale tanta belleza y a la vez tanta tristeza. Ese sentimiento profundo que siempre te embarga te hace ser único.

    ResponderEliminar