viernes, 17 de octubre de 2014

TANGO EN TERCERA

UN hombre viene a morir
entre los barrotes negros 

paridos por su alma
 
Pero muere de cansancio
y tristeza
muere de un dolor acusativo
de alguna herida desplazada


Este hombre sin rostro
detenido
desgrana el llanto de la noche
mientras fuma en tiempo

un soplo remendado

Hoy observo los espejos
para ver y oír el ruido de la muerte

que dispara con tacto irremediable
entre mis ojos y la nada.


 

3 comentarios:

  1. estupendo blog, la poesia siempre acompaña mi vida, gracias por trasmitir tanto

    ResponderEliminar
  2. estupendo blog, la poesia siempre está en mi vida,gracias por trasmitir tanto

    ResponderEliminar
  3. estupendo blog, gracias por trasmitir tanto..

    ResponderEliminar