viernes, 24 de octubre de 2014

RENCOR

Rencor permanente,
olvídate un instante de mí.
Crucifica tus dientes,
aclara tus miserias
y hazme recipiente
de un fragmento de luz.

NO laceres mis ojos,
no enciendas mis heridas
y vísteme de párpados,
de mutación
y de franqueza.

Violenta caminante
de mi sangre,
escríbeme en tu olvido,
alivia tus cerrojos
y desata tu abismo
muy lejos de mí.

RENCOR,
transige tus armas,
declárate impalpable
y bríndame el acierto
de amarla sin fronteras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario