domingo, 13 de abril de 2014

TRISTE Nº1

UN punto se abre
en la tarde
declamando el acero 
en los callados jardines
donde una luna que brama
criba el sueño 
de los árboles.

Bajo desde lo alto
de un monte
perseguido por la sombra
que afila fiel mis talones
y vanamente discuto
con el cordero
del tiempo
que asoma gris su mirada
por la ventana del cosmos.

Hay un árbol de la lluvia
donde se van mis tristezas
un cuerpo en sí despojado
de toda acción en la dicha
navegante en la penumbra
en el rencor y el vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario