miércoles, 12 de marzo de 2014

LEJANÍA

EN el universo de la letras
la lectura de tu cuerpo
no deja de extenderse.
A veces lloro por las uñas
y vierto los papeles
las sombras marginadas.

Me arrodillo
ante el infierno de tus lineas
y ante la frente 
quemada por el rayo.
Entonces tus cejas entristecen
y se desgranan tus alturas.
Ya no hay nada que pensar.

Pronto vestiré de abrazos
otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario