viernes, 7 de febrero de 2014

A QUIEN SE AMA

Las magnolias de tu amor
arriban por la noche
y se tienden en mis ojos.

El sueño es
un esquivo pasajero
que se alía con tu vulva.

Me retuerzo en el vientre
de tu pelo
y abrazo tu presencia
que presiento venidera
sin márgenes ni trabas.

Amada
arranca mis besos con tus pechos
mi piel con tus entrañas
y el alma con el ritmo
perfecto de tus piernas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario