martes, 27 de agosto de 2013

EL LLANTO

EN un destello
los pájaros salen de mí
el viento sale de mí
y el sol
también sale de mí.

En un solo aliento
me lleno de sombras
de partidas y de grietas.
En un solo aliento 
sin abrazo
me quedo a solas 
en el cuerpo del silencio.

Mis brazos
mis dientes y mis huesos
se declaran huérfanos
y pronuncian la lengua
de los cuadros
donde un ángel
ha de dejado su estatura.

Hoy me enfado de sombras
me visto de nubes
y lloro de espanto
todo el día 
sobre la sábana
que contiene tu cordura.

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario