viernes, 19 de abril de 2013

CARTA ABIERTA

Lloví la tristeza sobre los libros
derramé bordes de pan sobre las hojas
tendí granos de café sobre el suelo
abracé su aroma con mi alma
y me llené de rayos, relámpagos
y flores.
Anidé sílabas entre las mantas
verdades inconexas
que gritaban por salir.

Lloré la nostalgia sobre mis dedos
esparcí mis pedazos sobre el musgo
allané mi rostro sobre un mantel
arrullé sus gestos y sus pesares
y me llené de júbilo discreto, de gotas
y de sombras.
Entonces te escribí
y fui pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario