domingo, 3 de marzo de 2013

A case for you

En la mitad del tiempo existía una puerta de color amarillo. Justo cuando pasaba, todos los días a la misma hora, el silencio de una nota, de todas las notas, abrían la puerta, desentrañando la melodía de la risa: tu risa sabia y mi risa receptora. La risa presente, la que vendrá ayer. Todas las risas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario