martes, 5 de febrero de 2013

Hogar.

Miro el perfil agreste de la montaña. Pienso en ascender, sólo en ascender allí donde estás, esencia de ave breve. Dibujo, sesgando a mi memoria, incontables formas de llegar a ese estado donde, aunque nada suceda, todo es posible. Será mi hogar verdadero, ya sin frontera ni final. Sin fronteras, sin final...

No hay comentarios:

Publicar un comentario