lunes, 21 de enero de 2013

El vértigo

Porque ha llovido y ella, la lluvia, anduvo corriendo alrededor de la noche, soñabas. 
Te soñabas tendida mirando el cristal, que mora cielos al amanecer. 
Te soñabas respondiendo al llamado de las puertas, sin dudar. 
Te soñabas dejando pasar el agua que atraviesa todo tu cuerpo, golpeando las puertas, sin temor a mirar los ojos, mis ojos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario