miércoles, 10 de octubre de 2012

Tres instantes

Hay una mujer sin nubes,que cierra los ojos y puede verme.
Existe,lo sé,en algún lugar-instante.
Abre-cierra,abre-cierra sus pechos umbríos
que deciden quedarse por la noche
a mi lado cualquiera,sin reservas ni tormentas.
Ella sabe muchas cosas
y yo,no puedo más que oir el latido de sus gotas
que me harán un ser mejor,inmortal
cada vez que cierre sus párpados.




Si miras el centro de mis ojos,el iris colosal de la melancolía osada,verás los espejos.Algunos te reflejan y otros son puertas,que deberás aprender a abrir,sólo si quieres quedarte a mi lado.



A veces pienso en tus silencios
/propios de un universo privado en el que habitas/cuando
/sin cerrar los ojos/dejas caer tu mano sobre la mesa o tus piernas
/escudriñando la linea que nos divide/sin separarnos apenas
/en ese instante tan preciso en el que vuelves tu mirada/
 y encuentras mi ojos,que te quieren,siempre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario