lunes, 1 de octubre de 2012

SIN ORILLAS

Su certeza desmesurada lo hacía vulnerable a los vientos del sur. Nada,para él,era tan cierto como la idea de pasar al otro lado,al que miraba con cierto recelo mientras fumaba,pausado,preciso,oteando la rugosidad del horizonte fluvial.
Ahora,aspira profundo,cierra los párpados para oír mejor el sonido del río;tan hondo,que incluso puede ver el color del agua,que diluye toda frontera entre su realidad y el sueño. A todas luces, el río,desprovisto de orillas,ha ido creciendo en él todos estos años de sequía.Tanto,que en ocasiones,mientras dormía,oía rugir las compuertas del llanto,el trueno aterrador del porvenir insoslayable: debería,si quería sobrevivir a su propio naufragio,escribir-horas-tientos-caras-dedos-salto-luz y violentos oscurecimientos del habla proverbial,saliendo por su vientre.


In sorrow´s wake by Andrew York

No hay comentarios:

Publicar un comentario