martes, 2 de octubre de 2012

La memoria,frágil en sí misma,no te salvará.
La inmovilidad,el miedo,no te salvarán.
Eso es evidente.
No andar,no llorar,no gritar,no te salvará.
 

En cambio,
el deseo implacable,ensordecedor,
te salvará.




No hay comentarios:

Publicar un comentario