viernes, 12 de octubre de 2012

Dos imágenes

En el saber inequívoco de la tormenta próxima
anido mis cejas entre brazos lacios
inabarcables
que imagino son tuyos.
Es un lugar tan placentero.




A veces encuentro
Pero no estoy seguro
Tal vez
te esperaba desde siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario